Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

CNTE o Gobierno: ¿quién tiene la razón?

Por Marina Carrillo Ponce

En estos días me he dado la tarea de preguntarles a mis compañeros de clase sobre su opinión acerca de la reforma educativa y la CNTE. Para mi sorpresa, me he encontrado con que la mayoría de ellos no están bien informados sobre el tema y al resto de ellos no les importa. Así que en este artículo intentaré explicar la gran problemática entre el Gobierno y la CNTE.

Para empezar, la reforma educativa propone lo siguiente:

  • Crear el “Sistema Nacional de Evaluación Educativa”, coordinado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. Entonces, es necesario otorgarle autonomía constitucional a éste último.
  • Reformar los artículos 3 y 73 para crear el “Servicio Profesional Docente” y que éste tenga la autoridad de decidir los criterios, términos y condiciones para la permanencia de los docentes. Esto significa que los docentes serán evaluados constantemente y si no pasan la prueba su plaza puede encontrarse en peligro.
  • Crear el “Sistema de Información y Gestión Educativa” en el cual se contendrá información sobre un censo de escuelas, maestros y alumnos llevado a cabo por el INEGI con el fin de tener toda la información del sistema educativo.
  • Fortalecer la autonomía en gestión de las escuelas para resolver los problemas básicos con ayuda de los de padres de familia, maestros y alumnos en la resolución de retos.
  • Establecer escuelas de tiempo completo que abarquen jornadas de entre seis y ocho horas, e impulsar el suministro de alimentos nutritivos por micro empresas locales.

Ahora, ¿por qué están protestando los maestros?

Los maestros pertenecientes a la Sección 22 del CNTE no están de acuerdo con la reforma educativa, ya que argumentan que al cambiar los artículos constitucionales 3 y 73 se pierde el carácter obligatorio, gratuito y laico de la educación.

Otro de sus argumentos es que ellos ya cuentan con un título profesional y que no tiene ningún caso evaluarlos, ya que ellos ya están especializados en esa área. Ahí yo puedo intervenir diciendo que, si se consideran especialistas en el área, no tienen por qué temerle a las evaluaciones.

Una cosa con la que sí estoy de acuerdo es que en la reforma se habla sobre la autonomía y participación de las escuelas, esto quiere decir que ahora los maestros y padres de familia tendrán que resolver las necesidades básicas de las escuelas (luz eléctrica, agua potable, etc.) y eso es algo contraproducente, ya que existen muchas comunidades en extrema pobreza que no tienen la capacidad de resolver esas necesidades.

En mi opinión, la reforma se ha hecho con el fin de mejorar la educación en nuestro país y eso es algo que necesitamos urgentemente. Pero, como señalan los maestros de la CNTE, la reforma tiene muchos defectos. Ahora, la manera en la que la Sección 22 de la CNTE quiere resolver estos problemas no me parece una buena opción ya que, mientras ellos protestan contra la reforma, se desatienden las necesidades educativas en sus comunidades.

Fuente: http://www.debate.com.mx

Fuente de la foto: http://www.redpolitica.mx/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *