Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

La magia de los gatos (opinión)

Mucha gente cree que no le gustan los gatos porque simplemente no se le ha presentado la oportunidad de tener uno.
No obstante, los amantes de estos felinos sabemos que convivir con uno es algo simplemente maravilloso…

Lo que quizá no sabíamos es que los gatos nos ayudan a vivir más y esta “magia” está probada científicamente.
¿Cómo funciona? Por sus ronroneos. Así es. Ciertamente, no se ha podido probar por qué realizan esta acción.

Se ha creído que lo hacen cuando están contentos, lo cual tiene sentido, pues después de acariciarlos un rato empiezan a “vibrar”, sin embargo, también se ha visto que, cuando están asustados, también ronronean, por lo que no se puede precisar a qué se debe.

No obstante, lo que la ciencia sí ha podido comprobar es los efectos que provocan estas pequeñas “vibraciones”.

El ronroneo de un gato común tiene una frecuencia de entre 25 y 150 hertz, la cual permite que los gatos se curen a sí mismos.

En ese sentido, así como los gatos se benefician, algunos estudios indican que dichas vibraciones son buenas también para los humanos, pues esa frecuencia puede llegar a ser terapéutica, es decir, si te sientes adolorido, te rompiste algún hueso o estás inflamado, ¡tu gato te puede ayudar a curarte! Solo deja que ronronee cerca de ti.

Pero eso no es todo lo que hacen. Tener un gato puede reducir tu estrés cotidiano. Estudios han comprobado que personas que poseen gatos presentan muchos menos síntomas de estrés que las personas que no.

Amantes de los perros, no se preocupen, ustedes son los segundos de la lista. Las personas sin mascotas son las últimas. Tener una mascota reduce el estrés que está relacionado con la presión de la sangre, sin tener que tomar medicamentos.

Asimismo, un minino te puede hacer vivir más. Otras investigaciones señalan que las posibilidades de que tengas un paro cardiaco si se posee un gato en casa son 40% menos a que si no tuvieras uno.

En relación con lo anterior, un estudio realizado por la Universidad de Minnesota demostró que las personas que tienen gatos poseen menor probabilidad de que un infarto les ocurra debido a que experimentan menos niveles de estrés, lo cual, a su vez, provoca que tengan menos problemas de ansiedad y que les permite reducir significativamente problemas de presión sanguínea.

En resumen, un gato es una experiencia única, y aunque ciertamente cada ejemplar tiene su propio temperamento, todos están listos para darte amor y una gran sonrisa.

Por eso, si te interesa adquirir uno: ¡Adopta! Hay miles esperando por una casa. Al menos cinco organizaciones ofrecen mininos en adopción: Evolución A.C., AFAD, ADAY, ADOPTAMOR y Adóptame Yucatán. Todas cuentan con información en su sitio a través de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *