Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

¿Tomar en serio a Kanye West? (opinión)

Al parecer, el nuevo siglo ha traído consigo la extinción del modelo del político habitual. Los millenials ya no se conforman con el individuo de la mente cuadrada, siguiendo paso a paso el manual de cómo persuadir y controlar al pueblo. Ellos quieren un cambio y son varias ya las personas que creen ser la piedra angular del mismo.

El rapero Kanye West no quiso quedarse atrás en esto y anunció su candidatura a la Presidencia de los Estados Unidos para el 2020 en el marco de los premios MTV.

Como era de esperarse, West fue víctima de numerosos ataques en redes sociales, páginas de internet y periódicos, entre otros medios. Lo anterior debido a que con la personalidad artística, o tal vez real, de este músico ya nunca se puede estar seguro, siempre ofreciendo una serie de reflexiones que buscan enaltecer únicamente a su persona.

Con West, sólo hay de dos: lo amas o lo odias a causa de actitudes groseras, egocéntricas y despectivas, peculiaridades que, sin duda, nadie quiere en su próximo gobernante. O tal vez sí, pues se muestra tal y como es. Vaya, autodeclararse la estrella de rock más grande del planeta y un dios en la tierra no pasa desapercibido. Por ello, no es casualidad que tenga la fama que tiene: él mismo la creó y se acostó a dormir.

Ahora bien, quienes lo critican afirman que no es nada más que un chiste, burlándose de la iniciativa del cantante, pues, de acuerdo con su criterio, representa un peligro al no tratarse del modelo de personaje político que se tiene bien implantado. A su vez, quienes se oponen a la posibilidad de que el rapero compita por la Presidencia argumentan que Kanye no cuenta con los valores que el modelo “exige” tener.

Con esto, no quiero defender la candidatura de nadie, pero esa mentalidad es completamente retrógrada y sólo implica engañarse a uno mismo.

Además, seamos realistas por un momento: todas las actitudes que criticamos de West son las mismas que hemos observado en nuestros políticos.

En ese sentido, ¿por qué no los atacamos a todos de la misma manera? Y no, no hablo únicamente de Peña Nieto, él ya entendió que no lo queremos aquí, pero ¿Por qué no señalamos a todos los demás?

Les diré por qué: por esa infame característica que tiene el ser humano de rechazar algo sólo cuando ya es completamente evidente. Y cuando sale a la luz, lo olvidamos, a veces agradeciendo que se tuvo la intención de intentar ocultarlo, para no verse tan indecente, claro.

Hay momentos en los que se aprecia más la mentira que la verdad. Hay castigos peores para la gente que declara que para la que es descubierta. Hay justificaciones absurdas que se dan y se creen. Y después de todo, decidimos descargar nuestra inconformidad en personas como Kanye West.

Así, aunque en resumidas cuentas no creo poder tomar en serio la candidatura de Kanye, sí le agradezco hacerme pasar un buen rato, viendo a la gente opinar, contradecirse a sí mismos, resaltando conductas que han visto antes… en fin, mostrando que hay gente como él, que, a su manera, quiere ser esa piedra angular.

Si desgraciadamente todo esto terminara siendo un simple truco publicitario, mis más sinceras felicitaciones, pues ha logrado su objetivo señor West. Todos están hablando de usted.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *