Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

La basta historia de Mérida, por el Lic. Jorge Zapata

Algunos de los personajes contemporáneos más emblemáticos son el cantante Armando Manzanero y los boxeadores Miguel Canto y Guty Espadas

El Licenciado Jorge Zapata Escalante, compartió un artículo de opinión para El Altavoz, en el cual se repasa la historia que ha tenido Mérida desde 1492 hasta la actualidad.

Como un antecedente hay que recordar que el año 1492 en todo el mundo Europeo se creía que la tierra era plana y el que decía lo contrario era quemado en la hoguera; Cristóbal Colón creía firmemente en la redondez de la tierra y quería encontrar una nueva ruta a la China, por lo que, ayudado por la Reina Isabel La Católica, armó tres Carabelas y se dirigió al Oeste.

El día 12 de Octubre de 1492 desembarcó en San Salvador y tomó posesión de la tierra a la que llegó a nombre de los Reyes españoles. Posteriormente los Colonizadores invadieron la zona descubierta y la llamaron Nueva España, de ahí fueron fundando muchas ciudades, entre las que Los Colonizadores Francisco de Montejo Padre, a quien se le llamaba El Adelantado y su Hijo, Francisco de Montejo, El Mozo, quienes, en la Península de Yucatán, fundaron una Ciudad a la que denominaron Mérida y a la que hoy nos referimos.

A la Ciudad de Mérida, desde hace mucho tiempo se le conoce como la Ciudad Blanca. Porque toda su gente se viste de Blanco y sus casas se pintan del mismo color. También porque su gente es amigable y amable con sus visitantes: es necesario apuntar que Yucatán es parte de la República Mexicana, la cual durante su historia ha pasado por momentos de guerras internas y/o externas que involucraron a Mérida, desde la época colonial, en esos momentos de la historia, un Español de nombre Gonzalo de Guerrero se casó con una mujer Yucateca de nombre Zazil-Ha (Flor de Agua), con la que tuvo varios hijos y con lo que comenzó el Mestizaje que constituye toda la población mexicana.

Después de la Independencia de España, México ha tenido Emperadores, Dictadores y otros Dirigente Políticos, pero nada ha podido cambiar el Estatus y el carácter de los Yucatecos.

Es importante mencionar en este punto que en lo social, político y económico la ciudad de Mérida tiene grandes figuras y para mencionar algunas primero vamos a referirnos al gobernador Felipe Carrillo Puerto, quien surgió del Partido Socialista del Sureste, por lo que se le ha designado como el primer socialista de las Américas; las fuerzas ocultas de los hacendados y de los conservadores de Yucatán se confabularon en contra de Carrillo Puerto, a quien aprehendieron y  mantuvieron arrestado en la penitenciaria Juárez durante varios meses y por último lo fusilaron junto varios de sus hermanos; todo lo anterior fue documentado por la periodista e investigadora norteamericana de nombre Alma Reed; Carrillo Puerto le encargó a Ricardo Palmerín que formularse la canción de “Peregrina”, conocida a nivel mundial.

También tenemos que mencionar a grandes personalidades del deporte nacidas en Mérida entre ellas los boxeadores Miguel Canto y Guty Espadas conocidos a nivel mundial como campeones del boxeo; así mismo debemos apuntar al cantor creador Armando Manzanero, cuyas canciones se tocan y se han tocado a nivel del planeta y, por último es imprescindible mencionar al Papa, hoy Santo Juan Pablo Segundo en cuyo honor se construyó una iglesia y una colonia que llevan su nombre y que vino a Mérida a traernos paz, esperanza y caridad para nuestro prójimo.

Desde el punto de vista del que esto escribe es necesario, como recuerdos, hablar de la Mérida de nuestros mayores, en la cual podíamos libremente, pasear por la plaza grande el Paseo de Montejo, comunicarnos con la gente que nos topábamos todos los días, pero que ahora con los nuevos fraccionamientos y crecimiento de nuestra ciudad, ya no es posible. Recordemos cómo antes a pie o en bicicleta podíamos asistir durante el equinoccio de primavera a la pequeña localidad de Dzibilchaltún, veíamos cómo el sol se filtraba en una de sus ventanas, marcando el principio de la primavera y nos bañábamos en su aguada, de la que los arqueólogos han rescatado vestigios mayas; lo cual no podemos hacer ahora por la circulación de vehículos, la agitación de su gente y porque, hasta los yucatecos que hemos vivido aquí durante toda nuestra vida resentimos la presencia de las grandes empresas apuradas en convertir nuestra pequeña ciudad en una gran capital.

Es por todo lo anterior que los meridanos amamos a nuestra ciudad, nos sentimos orgullosos de ella y lo expresamos al Mundo.

Lic. José Zapata Escalante

Para mayor interacción síguenos en nuestras redes sociales

También te puede interesar: La Universidad: un espacio de encuentro con Dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *