Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Ladies y Lords, “el boom” en México

¡Internet, divino tesoro! No es un secreto que quizás es la herramienta más usada por los jóvenes en esta última década y un instrumento que trajo consigo, desde su aparición, un sin número de beneficios que permiten la comunicación entre personas hoy en día.

Por ejemplo, las redes sociales. Éstas funcionan de una manera peculiar, ya que cualquier persona con facilidad puede tener un perfil o una cuenta en Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, entre otras.

redessociales

En esta época llena de información, con frecuencia en las redes las personas ven todo tipo de contenido sin tomar en cuenta la fuente de donde proviene, sin saber la historia completa o el contexto de la situación.

Si esto ya es malo, el problema principal es que las personas se han convertido en jueces y verdugos. Creen que tienen la información objetiva y absoluta de lo que sucede porque lo vieron en Facebook. Consideran que tienen el derecho de hacer un juicio porque lo han visto en su red social y todos los demás lo hacen también.

 

Tomando en cuenta lo anterior, abordaré el tema de los ya famosos “Lords” y “Ladies” que abundan en internet en la actualidad.

Si no sabes lo que es una Lady o un Lord, te lo explico: este término surge en la CDMX tras un video de denuncia a través del cual dos mujeres agreden a un par de policías que las detienen por conducir en estado de ebriedad. Este material se viralizó con la etiqueta #LadiesdePolanco y es así como se expuso en las redes sociales, lo que desató una lluvia de comentarios negativos.

Debido a esto, la gente encontró una nueva manera de denunciar casos de abuso tanto de las autoridades como de los ciudadanos con la finalidad crear conciencia en las personas.

microsoft-y-nokia-se-burlan-de-iphone-en-un-musical
La web 2.0 ha permitido al grueso de la población hacer uso de celulares o tabletas para emitir contenidos no siempre adecuados o elaborados sin un mínimo de reflexión.

En un principio fue una buena idea, pero con el paso de los meses cualquier situación que se viralizaba en las redes recibía esta etiqueta, arruinando así la reputación de muchas personas que fueron expuestas sin su consentimiento a nivel nacional y que eran juzgadas rápidamente sin ningún tipo de análisis.  Esto las convertía en un motivo de burla y entretenimiento para los espectadores, y no sólo eso: los internautas realizaban memes de cada una de estas situaciones, dejando a los involucrados expuestos a recibir ciberbullying por los próximos meses. Algunos de los casos más famosos fueron: Lady IMSS, Lady Soriana, Lady 100 pesos, Lady cajero, Lord palo, Lady mercado, Lord Dodge, Lord Uber, Lady Coralina, entre otros.

ibibj
Imagen modificada que retoma a la mujer que cubrió con un suéter a su amiga, mientras ésta realizaba un retiro. La acción llevó a usuarios a bautizar a la mujer como #ladycajero

Tras la polémica que han suscitado dichos personajes, los protagonistas de estos videos han tenido que salir a dar la cara en comunicados públicos e incluso crear páginas especiales para dar su versión de los hechos y pedir disculpas.

Asimismo, estos personajes han comentado que, después de convertirse en figuras públicas, y no precisamente por algo positivo, sus vidas han cambiado de tal manera que ahora viven con miedo. Algunos de ellos han recibido amenazas de muerte, rechazo social e incluso han perdido el trabajo a causa de la presión social que ejercen los internautas como fue el caso de Lady chiles.

Sin quitar la responsabilidad que tiene los actores de estos escándalos, debemos pensar antes de escribir detrás de nuestro monitor críticas severas a personas que no conocemos porque no estamos aportando nada positivo, sin embargo, sí contribuimos a la destrucción psicológica y social del involucrado.

 

Vivimos en un mundo de locos en el cual cada día es más complicado vivir de manera pacífica: el trafico, la contaminación, el estrés y los problemas, que siempre están a la orden del día, son en ocasiones detonadores de lo peor de uno mismo.

Quiero aclarar que no estoy justificando estas actitudes, ya que, ante todo, se debe de mostrar educación y respeto a nuestros semejantes, pero sí te invito a que, antes de compartir un video o hacer un comentario ofensivo, te abstengas de juzgar y pienses que tú también has tenido un mal momento.

Share, , Google Plus, Pinterest,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *