Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

¿Cómo me afecta el plagio como estudiante? (opinión)

Según la Real Academia de la Lengua, la palabra plagio significa tomar textos ajenos y hacerlos propios. A continuación, se exponen algunos aspectos que te ayudarán a saber a ciencia cierta qué es el plagio, cómo te afecta, cómo evitarlo y las consecuencias que tiene.

¿Qué es el plagio?

Un plagio académico ocurre cuando los estudiantes hacen tareas omitiendo una parte esencial: el origen de la información. De esta forma, la palabra plagio se le adjudica a un estudiante que roba las palabras e ideas de otra persona y le pone su autoría.

Según Tello y Zepeda (2011), “El plagio académico ocurre cuando quien escribe usa repetidamente más de cuatro palabras de una fuente impresa sin el uso de comillas y sin una referencia precisa a la fuente original”.

En ese sentido, cada destacar que cada vez es más fácil reconocer un plagio, ya que existen paginas web que automáticamente te marcan las partes que fueron tomadas del texto original y te ofrecen un link al trabajo del que fueron tomadas.

Por otra parte, no hay que omitir que un plagio se puede hacer a todo tipo de material: obras literarias, así como películas y otros tipos de contenidos.

¿Cómo afecta?

Más allá de que la administración de la escuela tendría que tomar cartas en el asunto y amonestar o expulsar al estudiante de la institución, el plagio es engañarse a uno, al igual que una muestra de absoluta incapacidad para elaborar cualquier contenido, hecho que inadmisible en carreras relacionadas con la creación y la manifestación de pensamientos como Literatura, Comunicación o Diseño Gráfico.       

Asimismo, una vez que se comete plagio, al estudiante se le tacha de mentiroso y sus valores quedan en duda. Esta práctica afecta tu reputación y pierdes la confianza ante los demás. 

¿Cómo se evita?

Es importante destacar que no está mal tomar ideas o incluso párrafos literales de otros autores, siempre y cuando, se reconozcan explícitamente estas aportaciones.

Por ello, la manera más fácil de evitar el plagio es que el estudiante, tras hallar el texto indicado para el tema que aborda, mencione de dónde salió el texto sin olvidar mencionar a su autor. 

Otra alternativa, de uso común entre los estudiantes universitarios, es parafrasear el texto, que significa cambiar palabras o la manera en la que está escrito el texto. Esto ya es plagio porque se presenta información con los propios términos del estudiante, aunque sin olvidar que se debe reconocer dentro del texto al autor de las ideas originales.

Un último consejo para evitar el plagio es utilizar citas bibliográficas, las cuales muestran de donde fue tomado el texto citado en tu trabajo.

Fuente de la información:

http://www.ugr.es/~plagio_hum/Documentacion/06Publicaciones/ART003.pdf

http://www.urosario.edu.co/Bienestar-Universitario/ur/Programas-de-Asesoria-en-Salud/Evita-el-plagio-y-la-copia-evoluciona/#.ViulIhAvdmB

Share, , Google Plus, Pinterest,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *