Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Del dolor al arte hay un solo paso

© by Ricardo Castro

If I told you that a flower bloomed in a dark room, would you trust it?

Este es un verso de ‘Poetic Justice’ de Kendrick Lamar que se traduce a ¿si te dijera que una flor floreció en un cuarto oscuro, lo creerías? Según las anotaciones de genius.com, el verso presenta a Kendrick y a su talento como la flor que floreció en un cuarto oscuro, la ciudad de Compton.

Poetic Justice es la sexta canción del disco Good Kid m.a.a.d. City, en el cual Kendrick narra un día de su adolescencia en la peligrosa ciudad de Compton, California. A lo largo del álbum, Kendrick rapea acerca de cómo fue golpeado por unos pandilleros por culpa de una chica, de cómo fue testigo del asesinato de uno de sus mejores amigos, y de cómo su vida se ha visto afectada por el entorno peligroso en el que nació.

Kendrick no es el único artista que utiliza el sufrimiento y las malas experiencias para crear una obra de arte.  Muchos artistas han sacado inspiración de algún momento difícil o de una mala experiencia; Kanye West, Death Grips, Radiohead, Outkast, Joy Division, Danny Brown, David Bowie, Frank Ocean, LCD Soundsystem, … la lista sigue y sigue.

Las experiencias negativas no sólo han sido inspiración en la música. ‘El Grito’ es una pintura que representa un momento de gran ansiedad para el pintor, Edvard Munch. Ang Lee dijo en una entrevista que dirigir ‘Secreto en la Montaña’ le ayudó a combatir su depresión.

El miedo y la ansiedad hacia la muerte, emociones causadas por la pérdida de sus padres a temprana edad, fueron la inspiración de Juan Rulfo para ‘Pedro Paramo’ y ‘ El Llano en Llamas’. Una vez más, la lista sigue y sigue.

Melissa Walker, terapeuta de artes creativas, explicó en una plática TED, que esculpir máscaras ayuda a veteranos de guerra a sanar heridas psicológicas causadas por experiencias traumáticas.

En una plática en la Anáhuac Mayab, Antonio Sempere dijo que no existen las malas experiencias, sólo las buenas historias. No podría estar más de acuerdo con esta afirmación; las mejores películas siempre serán aquellas en las que el protagonista se enfrenta a una fuerza que es igual o más poderosa que él.

Siguiendo estos ejemplos, sería lógico concluir que el dolor y el sufrimiento provocado por una mala experiencia puede ayudar a producir obras de arte. Y esas obras de arte pueden servir como una manera de purificar la mente del artista.

Quedarse con las malas experiencias no te lleva a ningún lado, cualquiera puede lamentar una pérdida, pero no cualquiera puede hacer que la desdicha se convierta en una semilla y que después, esa semilla brote y florezca en un cuarto oscuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *