Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Alemania contundente en su paso a la final de la Confederaciones

La selección teutona también disputará la final del Europeo sub-21 contra España

Alemania en tan sólo siete minutos mostró su capacidad como selección campeona del mundo ante México, con dos anotaciones. Juan Carlos Osorio planteó un partido con una media cancha carente de talento para marcar y recuperar el balón. Nuevamente sorprendieron las rotaciones en la alineación, ya que dejó en la banca a elementos como Carlos Vela, Oribe Peralta y Rafa Márquez.

El once alemán superó en la media cancha y en defensa a México, marcó por zona y desplegó con velocidad las transiciones defensa-ataque que concluyó con cuatro goles teutones. Por su parte, México fue inoperante en la ofensiva, sin la capacidad de atacar por las bandas y superar el planteamiento táctico dispuesto por Joachim Löw. El éxito de Alemania surge gracias a su modelo donde plasma uniformidad en el sistema táctico de todas las divisiones menores y estandarizar los conceptos básicos de la técnica de todos los jóvenes que podrían ser: jugar al toque con pases seguros y cortos o buscar espacios en donde estén libres sus compañeros y puedan armar la jugada del contraataque.

En conclusión, en el fútbol como en la vida, para trascender debe de existir la preparación, mentalidad ganadora, voluntad, actitud, constancia y perseverancia; Alemania es un ejemplo de ello. Gracias a su modelo formativo obtienen resultados positivos. Como ejemplo, están en la final de la Copa Confederaciones y de la Eurocopa sub-21, que disputará hoy ante España. ¡¡Qué nos sirva de ejemplo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *